sábado, abril 20, 2024
spot_imgspot_img

Top 5 This Week

spot_img

Related Posts

6 postres para celíacos que deberías probar

En casa podemos elaborar postres sin gluten o adaptar recetas tradicionales para que sean adecuadas para personas celíacas.

¿Sabías que hacer postres para celíacos no es nada complicado? Existe un gran número de posibilidades y, además, es posible preparar recetas deliciosas que serán aptas para toda la familia.

A continuación te ofrecemos 5 postres de lo más variados, para que puedas elegir el que más te guste. No dudes en probarlos todos, te aseguramos que con ellos puedes triunfar con cualquier paladar.

La celiaquía y sus consecuencias

La celiaquía es un problema del sistema inmunitario que se produce cuando este reacciona de forma negativa tras la ingesta de gluten. Como consecuencia, el revestimiento del intestino delgado queda dañado, lo que impide que los nutrientes se absorban de manera normal. Asimismo, y según informan desde la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, este daño puede causar:

  • Diarrea.
  • Hinchazón abdominal.
  • Fatiga.
  • Anemia.
  • Pérdida de peso.

Es por este motivo que las personas con enfermedad celíaca deben eliminar de su dieta todos los alimentos que contengan gluten. Estos son el centeno, el trigo, la cebada y todos sus derivados (harina, pan, pasta y galletas, entre otros).

¿Cómo son los postres para celíacos sin gluten?

Vistas las recomendaciones y aplicaciones dietéticas que deben seguir las personas celíacas, podemos decir que existen dos opciones para hacer postres y dulces sin gluten:

  • Elaborar recetas que, en su versión original, contengan ingredientes sin gluten: flanes, helados, sorbetes, mousses o pinchos de frutas (entre otras).
  • Adaptar postres que sí que tienen gluten, usando harinas aptas para celíacos: galletas, tartas, bizcochos, etc.

En este último caso, hoy en día existe un gran abanico de posibilidades a la hora de elegir la harina. Las de trigo sarraceno, arroz, maíz, garbanzos, almendras y castaña se pueden citar como las más habituales.

En cualquier caso, hay que asegurarse que se eligen productos que garantizan que son 100 % libres de gluten. Para ello, es recomendable leer las etiquetas y buscar algún tipo de identificativo que lo constate:

  • La señalización específica «libre de gluten» o «gluten free».
  • El dibujo de una espiga barrada.

La espiga barrada y la especificación gluten free, son dos formas de corroborar que los alimentos son aptos para celíacos.


6 postres para celíacos

Ahora que ya conocemos algunas indicaciones generales para hacer postres sin gluten, vamos a ver algunas recetas concretas. Todas ellas son muy golosas, fáciles de preparar y aptas para toda la familia.

 1. Mousse de chocolate

Lo mejor de esta receta es que no tienes que adaptarla, ya que por sí sola es libre de gluten.

Uno de los ingredientes más usados para hacer postres es el chocolate, ya que pocas personas se resisten a su delicioso sabor.

La mousse es una receta muy sabrosa y ligera, que se elabora con ingredientes que no contienen gluten de forma natural. Así que manos a la obra con el primero de los postres aptos para celíacos.

Ingredientes

  • 250 gramos de chocolate negro.
  • 100 gramos de mantequilla.
  • 4 huevos.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 200 mililitros de nata para montar.

Preparación

  • El primer paso para hacer esta mousse es derretir el chocolate con la mantequilla. Lo podemos hacer al baño María o en el microondas. Cuando está al punto, lo reservamos.
  • A continuación, vertemos la nata en un bol limpio y grande y la montamos con unas varillas. Tiene que quedar bien firme y hay que mantenerla en el frigorífico hasta que la vayamos a usar de nuevo.
  • Ahora, separamos las claras y las yemas de los huevos. Agregamos las últimas en el recipiente con el chocolate (que ya tiene que haber enfriado). Por otro lado, batimos las claras. A medio proceso, añadimos el azúcar y continuamos hasta que queden bien espesas y brillantes.
  • Pasamos las claras montadas al bol con el chocolate. Este paso hay que hacerlo poco a poco y con movimientos envolventes. Después, repetimos la operación para añadir la nata. No se deben incorporar de golpe sino en pequeñas tandas.
  • Colocamos la mousse en vasos, copas o moldes individuales y refrigeramos un rato antes de servir.

2. Flan de queso

El flan de queso es un postre perfecto para los días calurosos de verano.

El flan es uno de los postres tradicionales más consumidos. Acepta muchas versiones y la mayoría de ellas son aptas para personas que no pueden comer gluten.

Aquí, te proponemos preparar un flan de queso. Ideal para los amantes de este derivado lácteo, de las texturas cremosas y los alimentos dulces.

Ingredientes para el flan

  • 500 mililitros de leche.
  • 300 gramos de queso crema o de requesón ligero.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 4 huevos.
  • Media cucharadita de esencia de vainilla.

Ingredientes para el caramelo

  • 60 gramos de azúcar.
  • Unas gotas de jugo de limón.
  • 2 cucharadas de agua.

Preparación

  • Antes de empezar, ponemos el horno a calentar a 180 grados.
  • Después, preparamos el caramelo. Para ello, fundimos el azúcar en una olla con las dos cucharadas de agua y las gotas de jugo de limón. Cuando adquiera un tono ámbar, retiramos del fuego y lo colocamos en el fondo de unas flaneras individuales o de un molde grande.
  • A continuación, introducimos en un bol todos los ingredientes del flan: la leche, los huevos, el azúcar, la esencia de vainilla y el queso. Con la ayuda de una batidora, licuamos el contenido y rellenamos los moldes con el caramelo.
  • Introducimos el recipiente (o recipientes) con el flan en una bandeja más grande y honda, apta para el horno. Rellenamos de agua para poder hacer la cocción al baño María y horneamos entre 50 y 60 minutos, hasta que quede cuajado.
  • Pasado este tiempo, lo retiramos del calor y dejamos enfriar antes de desmoldar. Si no se consume al momento, hay que mantenerlo en frío.

Este flan de queso se puede servir tal cual o bien decorarlo con unas fresas frescas y un poco de nata.

3. Bizcocho básico sin gluten

El bizcocho es una preparación base de la repostería. Como no podría ser de otra manera, también se puede adaptar para celíacos.

Una tarta para un cumpleaños o una merienda es algo que no puede faltar en ningún recetario de postres sin gluten.

Aunque hacerla puede ser un quebradero de cabeza las primeras veces, en realidad es posible obtener bizcochos tan o más esponjosos que usando harina de trigo convencional.

Ingredientes

  • 6 huevos.
  • 200 gramos de azúcar (100 + 100 por separado).
  • 150 gramos de harina de arroz.
  • 150 gramos de harina de maíz.
  • 16 gramos de levadura para hornear.
  • 1 naranja.
  • 5 cucharadas de agua (75 mililitros).
  • 2 cucharadas de aceite (30 mililitros).
  • Una pizca de sal.

Preparación

  • Para empezar, cubrimos la base de un molde desmontable de 24 centímetros con papel vegetal. Después, engrasamos todas las paredes con un poco de mantequilla.
  • Acto seguido, encendemos el horno a 160 grados, con calor arriba y abajo.
  • En un bol grande, mezclamos las dos harinas junto con la levadura.
  • Por otro lado, separamos las yemas de las claras. Con unas varillas eléctricas, empezamos a montar estas últimas. En la mitad del proceso, añadimos 100 gramos de azúcar y una pizca de sal. Seguimos batiendo hasta que queden a punto de nieve. Reservamos en el frigorífico.
  • Ahora, hacemos el mismo proceso con las yemas del huevo, junto con el resto del azúcar (100 gramos más). Tiene que quedar un líquido de color blanquecino y un poco espumoso. Agregamos la ralladura de la naranja (sin la parte blanca) y el zumo.
  • Acto seguido, incorporamos a esta mezcla la harina: la pasamos por un tamiz y vamos mezclando poco a poco. Si la masa resulta un tanto espesa, se puede añadir un poquito de agua. Justo después añadimos las claras, de forma lenta y removiendo de abajo a arriba con cuidado.
  • Vertemos la mezcla en el molde. Para evitar que queden burbujas de aire, damos unos golpecitos suaves contra el mármol. Después, ya la podemos introducir en el horno durante 45 minutos.
  • Pasado este tiempo, retiramos del calor y dejamos enfriar un poco antes de desmoldar.

Este bizcocho básico se puede servir tal cual, ya que la adición de la naranja le otorga un sabor muy especial.

No obstante, si se desea hacer una tarta más completa, se puede rellenar o cubrir de chocolate fundido, crema pastelera casera, mermelada, frutas frescas, etc.

4. Polos de yogur y frutas

Hacer helados es otra forma de disfrutar de un delicioso postre libre de gluten.

Un postre muy fresquito, ideal para una comida de verano o un día caluroso. Estos son una opción perfecta para los celíacos, pero también una versión más saludable a los clásicos helados cremosos.

Ingredientes

  • 2 yogures griegos (250 gramos).
  • 250 gramos de fresas y moras (o cualquier fruto rojo, al gusto).

Preparación

  • Lavamos bien las frutas y separamos las hojas de las fresas. Cortamos en pedazos pequeños e irregulares.
  • Vertemos el yogur en un bol e incorporamos la fruta con cuidado. Mezclamos todo un poco para que quede repartido de forma homogénea.
  • Después, introducimos el helado en moldes para hacer polos y los dejamos en el congelador un mínimo de 4 horas.

5. Brownies de chocolate sin gluten

El chocolate es un protagonista cuando de postres se habla. Hay más de una forma de adaptar recetas con él en la dieta de los celíacos.

Para los más golosos y para todos los amantes de este postre clásico de la repostería americana, no puede faltar un jugoso brownie.

Ingredientes

  • 225 gramos de chocolate negro para fundir.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 85 gramos de mantequilla.
  • 2 huevos.
  • 5 gramos de cacao en polvo.
  • 30 gramos de harina de arroz.
  • 140 gramos de nueces picadas.

Preparación

  • Comenzamos la elaboración del postre derritiendo la mantequilla y el chocolate en un cazo.
  • Por otro lado, batimos los huevos y el azúcar con unas varillas y después incorporamos el chocolate fundido. Cuando estén ambos ingredientes integrados, añadimos la harina y el cacao en polvo. Por último, vertemos las nueces.
  • Ahora, pasamos esta masa a un molde cuadrado forrado con papel vegetal. Lo introducimos en el horno a 180 grados durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, retiramos del calor y ya está listo para comer.

Una forma de obtener un postre para celíacos original y con un delicioso contraste es servir el brownie tibio acompañado de una bola de helado o de sorbete de frutas.

6. Tarta de Santiago

Si eres fanático de las almendras, entonces no puedes dejar de preparar este maravilloso postre.

A diferencia de la mayoría de pasteles y bizcochos, la tarta de Santiago no requiere sustituir la harina de trigo por otra sin gluten, ya que se elabora de manera tradicional con almendra triturada.

Ingredientes

  • 250 gramos de almendra marcona molida (o harina de almendra).
  • 250 gramos de azúcar.
  • Media cucharada de canela en polvo (5 gramos).
  • 5 huevos.
  • La ralladura de la piel de medio limón.
  • Un poco de mantequilla.
  • 50 gramos de azúcar glasé.

Preparación

  • Precalentamos el horno a 180 grados. Después colocamos el azúcar en un recipiente y mezclamos con la ralladura del limón (solo la parte amarilla de la piel).
  • En un bol grande introducimos los huevos y agregamos el azúcar. Batimos con la ayuda de unas varillas eléctricas, para que quede todo bien integrado. La masa tiene que adquirir un ligero tono blanquecino.
  • Ahora, integramos poco a poco la harina de almendra. En este caso, para hacer la mezcla, es preferible usar unas varillas manuales.
  • Engrasamos con la mantequilla un molde bajo, de unos 28 centímetros de diámetro. Introducimos en él la masa y dejamos cocer en el horno durante 30 minutos, con calor arriba y abajo. Pasado este tiempo, retiramos y dejamos enfriar la tarta por completo antes de desmoldar.
  • Por último, decoramos con el azúcar glas por encima.

Qué más tener en cuenta al hacer postres para celíacos

Ya hemos comentado que, para ofrecer productos del todo seguros, tenemos que comprar ingredientes que no contengan gluten ni trazas.

Pero, ya en la cocina, hay que seguir otras pautas, puesto que la contaminación cruzada también es peligrosa para los celíacos.

Tal como indican desde la Asociación de Celíacos de Cataluña, es recomendable guardar los ingredientes en armarios separados o en estanterías específicas y siempre bien empaquetados.

Además, hay que lavar muy bien todo aquello que haya podido entrar en contacto con gluten de forma previa: manos, trapos, superficies y utensilios.



Por último, y ya en un ámbito más culinario, debemos tener en cuenta que las harinas sin gluten no suben de la misma forma. Por este motivo, no se suele recomendar cambiar unas por otras si no se ha probado antes.

Lo mejor es seguir recetas como las que hemos presentado y que ya vienen formuladas con harinas e ingredientes sin gluten.

Prepara postres aptos para celíacos de forma fácil

Elegir un plato para acabar una comida y que no tenga gluten no tiene que ser algo restrictivo ni poco sabroso.

Con las ideas que acabamos de ofrecer, hemos visto que son muchos los postres para celíacos que se pueden hacer y que no hace falta tener mucha experiencia.

Y recuerda que no todo acaba con los ingredientes. Por esto, si es una de las primeras veces que cocinas sin gluten y tienes dudas, consulta con un profesional o con alguna persona que tenga más experiencia y pueda asesorarte.

Te podría interesar…

Popular Articles