sábado, abril 20, 2024

NOTI RD.NET

spot_imgspot_img

Top 5 This Week

spot_img

Related Posts

7 datos que NO debes compartir por internet o redes sociales

Tu dirección física y electrónica, tus documentos de identidad o fotografías son algunos de los datos que no debes compartir en internet. ¡Descubre más!

Aunque estamos en la era de compartir todo lo que nos ocurre (y es digno de mostrar), en redes sociales, hay una serie de datos que no deberías dejar filtrar por internet. ¿Por qué? Puntualmente, porque podrían poner en peligro tu seguridad y la de quienes te rodean y figuran contigo en este tipo de plataformas.

Recuerda que tú, y solo tú, eres responsable de tu privacidad. Tal como te cuidas en el mundo online, deberías cuidarte en el escenario offline, aunque te parezca inocuo. Sigue leyendo y conoce cuáles son esos datos que deberías guardar solo para ti.

Los 7 datos que no debes compartir por internet

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y la Oficina de Seguridad del Internauta, de España, se han unido para revelar los siete datos que nunca deberías compartir en internet y, por obvias razones, tampoco en redes sociales. A continuación, vamos a contarte cuáles son y por qué esto representaría un peligro.

1. Tu correo electrónico y número telefónico

Aunque esto suene paradójico, considerando que para tener correo electrónico y redes sociales hay que compartir en línea la dirección electrónica y el número de contacto, hay algunos escenarios virtuales en lo que no debes compartir estos datos.

Esto se debe a que los hackers están siempre al acecho de quienes liberan esta información con facilidad para ingresar a datos más sensibles, a través de ellos. Resulta ser que tu correo electrónico y número de contacto son insumos iniciales para ingresar a tus redes, cuentas bancarias y contactos telefónicos.

De hecho, según el informe de 2022 sobre robo masivo de datos de Identity Theft Resource Center (ITRC), aunque este delito está a la baja, cientos de millones de robos se siguen presentando en todo el mundo.



2. La dirección y ubicación, menos en tiempo real

Al compartir la dirección de tu casa o tu ubicación, en tiempo real, estás brindando información muy valiosa que podría terminar en manos equivocadas. Por ejemplo, si quienes tienen acceso a tu dirección saben que no estarás allí porque has anunciado que están en otro sitio, ladrones podrían ingresar a tu residencia y saquearla.

Otro escenario que se podría presentar es un ataque a tu integridad en tu hogar cuando estés sola, si es que también has compartido con quién vives o no; o un robo en el sitio en donde estés departiendo. Recuerda que la ubicación, en tiempo real, es visible en las redes sociales y deberás desactivarlo, de forma manual, revisando las configuraciones de tu móvil.

Finalmente, la ubicación en tiempo real en plataformas, como WhatsApp, es útil cuando se comparte a personas de tu entera confianza.

3. Fotografías de menores de edad

Otro de los datos que no debes compartir por internet y en redes sociales, son las fotografías de menores de edad. Esto se debe a que las fotografías se consideran datos biométricos que permiten la identificación de una persona. En el caso de los menores de edad, se requiere explícito consentimiento de los padres para divulgar esta información.

Al no contar con esta autorización, quienes exponen la identidad de menores de edad, en internet o las redes sociales, podrían trasgredir leyes de protección de intimidad. Ahora bien, si tú eres padre de los pequeños que expones, debes saber que sus fotografías son fáciles de descargar y pueden terminar en redes criminales dedicadas a la explotación sexual de menores.

4. Fotografías comprometedoras tuyas o de alguien más

Algo similar a las fotografías de los menores de edad, ocurre con las fotografías tuyas o de personas cercanas. Cuando no son imágenes tuyas o de tus hijos y no tienes las debidas autorizaciones, estás compartiendo datos biométricos de alta sensibilidad, en especial si hablamos de contenido comprometedor o de carácter sexual.

Esto se debe a dos cosas. La primera, las imágenes pueden ser usadas, de forma ilegal, para explotar tu imagen. Segundo, porque podrías ser víctima de extorsión o ciberacoso. De acuerdo con UNICEF, el ciberacoso es una práctica de hostigamiento o intimidación que se da a través de las tecnologías digitales como redes sociales y plataformas de mensajería, entre otros medios.

5. Documento de identificación

Tal como ocurre con tu dirección de correo electrónico y número de celular, revelar documentos de identificación como el DNI, el carné de conducción, certificados bancarios o de información tributaria, pueden exponerte en la red. Con esta información pueden hacer suplantación de identidad y solicitar préstamos a tu nombre, sacar tarjetas de crédito o servicios, entre otras acciones fraudulentas.

Durante una intervención dirigida a los medios de comunicación, el mayor Adrián Emid Vega Hernández, jefe del Centro Cibernético Policial de Colombia, explicó que «los delincuentes informáticos suelen buscar personas en redes sociales; personas que publican sus actividades cotidianas, a quienes sea fácil hacerles ingeniería social; por eso hay que tener cuidado a qué persona autorizan en las redes sociales».



6. Conversaciones o información confidencial

Al ser conversaciones privadas, compartir chats, correos o documentos de este carácter, estás exponiendo datos sensibles. Algunos de ellos no solo pueden estar revelando datos personales de los que ya hablamos antes, sino secretos o información exclusiva para ciertas personas, cuya divulgación podría considerarse una traición o un delito que podría culminar en demandas.

7. Opiniones comprometedoras

Finalizamos esta lista de datos que no debes compartir por internet o redes sociales, con un tema que es más bien un consejo. Las opiniones comprometedoras, como quejas o comentarios, exponen tus preferencias sobre determinados temas. Al estar expuestos de manera pública, pueden traerte problemas en tus diferentes círculos sociales.

Un ejemplo de ello es cuando te quejas, de forma pública, de tus jefes o la compañía para la que trabajas. Al no seguir el probable conducto regular establecido por la organización, podrías verte inmerso en dificultades si es que esto se sabe dentro. Incluso, si se considera que has trasgredido normas interinas, podrías perder tu trabajo.

La clave es proteger tu seguridad en línea

Ahora que conoces cuáles son los datos que no debes compartir por internet o redes sociales, la idea no es que te alarmes de más. No tienes que cerrar tus cuentas y volver a la era análoga, basta con que refuerces tu seguridad en línea, no compartes este tipo de información que te indicamos y disfrutes, de forma responsable, de las ventajas que tienen las redes y plataformas digitales.

Te podría interesar…

Popular Articles