sábado, abril 20, 2024

NOTI RD.NET

spot_imgspot_img

Top 5 This Week

spot_img

Related Posts

Cómo hacer un automasaje para el estreñimiento

En casos de estreñimiento crónico, los medicamentos pierden eficacia. Por ello, el automasaje puede ser una gran opción. Te explicamos cómo realizarlo.

El automasaje para el estreñimiento es una técnica muy antigua que está volviendo a tomar fuerza en la actualidad. Esto se debe a que el estreñimiento afecta casi a un 27 % de la población. Además, las medidas farmacológicas, como los laxantes o los enemas, pueden tener efectos adversos.

Este tipo de masaje se centra en estimular la movilidad del intestino. De esta manera, las heces se van impulsando a lo largo de su trayecto hasta el exterior.

No obstante, a la hora de hacer un automasaje para el estreñimiento, es importante saber cómo debes realizarlo. Te lo explicamos a continuación.

¿Para qué sirve el automasaje para el estreñimiento?

Antes de explicar en qué consiste el automasaje para el estreñimiento, es valioso saber cuál es la definición como tal de esta situación. El estreñimiento puede ser ocasional o crónico. El primero es de corta duración y se asocia a cambios en la dieta, estrés, un medicamento que consumimos, etcétera.

Por el contrario, el estreñimiento crónico sucede cuando la situación se prolonga en el tiempo, durante más de tres meses. Existen unos criterios, llamados Criterios de Roma, que de manera resumida definen el estreñimiento crónico de la siguiente forma:

  • presencia de heces duras en el 25 % de las defecaciones,
  • sensación de evacuación incompleta o de obstrucción en el 25 % de los intentos de defecar,
  • necesidad de empujar de manera intensa para poder expulsar las heces.

Lo que sucede es que, en el estreñimiento crónico, los laxantes o enemas pierden su eficacia. Además, pueden causar efectos secundarios.

Por eso es algo primordial buscar medidas alternativas a esos tratamientos convencionales. Una de ellas es el automasaje.



¿Cómo se realiza el automasaje para el estreñimiento?

El automasaje para el estreñimiento es una técnica que se ha usado desde la antigüedad. Por ello, existen diferentes tipos y formas de hacerlo. Un estudio alemán constató que el más efectivo era el clásico, seguido de un tipo denominado Mayr Kur.

Lo que se busca con este procedimiento es facilitar el movimiento peristáltico. Es decir, una serie de contracciones que se producen en el tubo digestivo para impulsar el contenido hacia el exterior. Te explicamos los pasos que debes seguir.

Preparación al automasaje para el estreñimiento

Antes de comenzar, se recomienda beber un vaso de agua. Además, lo ideal es que hayan pasado dos horas desde de la última comida. Debemos tener una ligera idea de cómo se sitúan los intestinos dentro del abdomen, para poder centrar la atención en el tránsito normal de las heces.

Busca una zona cómoda donde tumbarte boca arriba con las piernas estiradas. Puedes utilizar una cama o un sofá.

Intenta que sea un lugar tranquilo y agradable, para poder centrarte en el proceso. El automasaje durará, como mucho, 25 minutos.

Comienza el masaje

Debes centrarte en tu respiración. Trata de inspirar de manera profunda, haciendo que el abdomen participe del proceso. No respires solo con la caja torácica. Después, coloca tus manos sobre el abdomen, realizando caricias suaves sobre la piel.

Más tarde, comienza a aumentar la presión de las manos sobre el abdomen. La idea es que traces un círculo con tus manos siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Efectúa este movimiento de manera lenta, tantas veces como necesites.



Otros tipos de automasaje

En lugar de trazar círculos continuos, puedes probar aplicando presión en diferentes puntos. Primero, coloca la mano en la parte superior derecha y traza una línea horizontal hacia la izquierda. Después, presiona la parte superior izquierda del abdomen y baja hasta la fosa ilíaca correspondiente. Así estimularás también los diferentes tramos del colon (intestino grueso).

Consejos extra para prevenir la constipación

El automasaje es una técnica segura, que no suele presentar ningún efecto adverso y que se puede ejecutar todas las veces necesarias. Sin embargo, hay que tener presente que no se debe practicar en embarazadas ni cuando haya dolor abdominal.

Lo ideal es consultar siempre con un médico ante una situación como esta. Conocer la causa del estreñimiento ayuda a dirigir el tratamiento. Además, la patología depende en gran medida de otros factores, como la dieta o el ejercicio.

Para poder defecar de manera correcta, hay que tener hábitos adecuados. Comer siempre a las mismas horas y tener una rutina para ir al baño puede ayudarte.

Las comidas deben constar de alimentos con mucha fibra. De la misma manera, hay que intentar reducir los alimentos ultraprocesados.

Beber suficiente agua durante el día es otro aspecto fundamental. Se recomienda tomar entre 1,5 y 2 litros diarios. Si te cuesta mucho cumplirlo, puedes probar con infusiones.

No debemos olvidar que el ejercicio es uno de los factores más influyentes. Cuando andamos o corremos, provocamos que el tránsito intestinal se active. Además, mantener la musculatura abdominal fuerte puede ayudarte a defecar mejor. 

Te podría interesar…

Popular Articles